La cara de Ben

El último Óscar en VFX ,como era de prevéer, ha sido para “El extraño caso de Benjamin Button”. Y es que detrás de rostro envejecido de Brad Pitt hay una verdadera revolución tecnológica que supone un salto en la creación de personajes humanos digitales, un reto que hasta ahora no se había conseguido con tanto éxito.

La conferencia dada por Ed Ulbrich en los encuentros TED desvela el proceso paso a paso y no tiene desperdicio. Es realmente interesante y muy recomendable de ver.

En resumen, Ed Ulbrich, productor ejecutivo de la casa de efectos Digital Domain, cuenta en esta charla como este film no pudo realizarse antes porque no existía la tecnología adecuada que fuera capaz de envejecer de forma realista y progresiva a un actor.

Fue en 2004 cuando finalmente se decidió producir la película, aunque aún la técnica a emplear no estaba clara.

Se llegó a la conclusión de que debía usarse un casting distinto de actores para el cuerpo del personaje y poder mostrar la evolución de éste a lo largo del tiempo. Por otro lado era necesario un sólo actor para la interpretación del rostro, y que mantuviera así los rasgos físicos a lo largo de todo el film. El actor seleccionado resultó ser Brad Pitt. Luego, digitalmente se “implantaría” la cabeza en los envejecidos cuerpos.

El problema era cómo hacerlo.

Primero se contempló el uso de la ya conocida técnica de captura de movimiento, el problema es que esta tecnología funciona bien para la cinética de los cuerpos y extremidades pero no es capaz de captar con precisión las emociones de un rostro humano.

Entonces se pensó en una nueva técnica aún en desarrollo. Se trataba de grabar el rostro del actor previamente impregnado con un maquillaje fluorescente que al apagar las luces deja ver sólo las facciones principales así como su gesticulación. 4 cámaras distribuidas en distintos ángulos graban entonces el fantasmagórico rostro del actor y luego esos movimientos son interpretados por un software capaz de recrearlos en 3D.

Si quereis más información sobre esta tecnología podeis encontrarla aquí: Contour Reality Capture, de MOVA

No acaba ahí el invento. Además se modelaron 3 bustos en látex del personaje en sus distintas fases de edad, 80-70-60, pero con la base de los rasgos de Brad, y se escaneó en 3D (no perderse esta parte del vídeo). De esta manera se obtuvieron 3 modelos a alta resolución con el más mínimo detalle de arrugas y plieges.

Sobre este modelo lograron aplicar la interpretación de Brad Pitt, capturada de tan singular modo. Es lo que ellos laman “retargeting”.

Solventado el principal problema, lo que restaba era la aplicación de otras tecnologías ya maduras que, aunque Ed no entra en detalle, podemos intuir al ver el making off: iluminación HDRI del rostro en 3D para simular los distintos entornos, rotoscopia y cromas para la “decapitación” de los cuerpos, tracking para la colocación del nuevo rostro…

En definitiva, el resultado es una impresionante recreación digital de un rostro humano con todos sus detalles, pequeños tics, sutiles movimientos, expresiones… capaz de transmitir emociones y sin dar la sensación marioneta digital que hasta ahora provocaban los humanos en 3D.

Aunque, es cierto que aún hay algo en el brillo de los ojos que delata su naturaleza digital, esa sutil chispa que hasta ahora no ha sido capaz de ser reproducida por ningún medio.

270209

5 thoughts on “La cara de Ben


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*